Editorial

Sigo cantando, espacios conquistando

By marzo 8, 2020No Comments


“Sigo cantando, espacios conquistando…”[1]

Pensar la murga en términos de género sigue resultando una tarea compleja e ingrata, sobre todo si quienes la pensamos somos mujeres queriendo habitar la escena carnavalera.

.

Si prestamos atención a los discursos que sostienen hoy día muchas murgas, o al menos muchas de las que participan del concurso oficial de Carnaval, podríamos asegurar que la postura frente al rol de la mujer ha ido cambiando. Sin embargo, cuando profundizamos el análisis y vemos que sólo hay 18 mujeres intérpretes –dos en la batería y 16 cantando– son dos los equipos de letristas que cuentan con mujeres en sus filas y ninguno cuenta con presencia femenina en lo que refiere a musicalidad y arreglos, es que nos arrimamos a la idea de que los discursos son sólo eso, palabras lindas que queda bien decir. Reivindicar derechos sin hacerlos valer es peor que no reivindicarlos.

Es evidente que las mujeres históricamente hemos tenido una participación mucho menor en las murgas, pero lo más importante es que nos han silenciado e invisibilizado sistemáticamente. Ha habido muchas murgas de mujeres y, ni hablar, mujeres murguistas; el problema es que esa información no circula, no es accesible y de esa forma se nos acalla.

De un tiempo a esta parte, y de la mano de la creciente ola feminista en nuestro país, las mujeres murguistas hemos comenzado a alzar la voz, a hacernos notar y a habitar los espacios y los discursos desde donde queremos hacerlo, para que otras también puedan soñar con pintarse la cara y cantar, para que las niñas tengan referentes: las referencias se logran haciendo y dejandonos ver.

Este 8 M volveremos a unir fuerzas y tomar las calles juntas, cantando, tocando, pintadas y de traje, sobre todo luchando porque el discurso sobre nosotras, sobre el género, la violencia contra nuestros cuerpos y nuestras vidas deje de ser un discurso de varones, y para ello necesitamos tomar la palabra y no reproducir más aquello que nos pone en el foco al mismo tiempo que nos va corriendo de él.

“Y a más de uno le envenena la cabeza, que haya mujeres picoteando en todos lados” canta Cero Bola, tanto miedo tienen de no ser protagonistas que ni siquiera nos dejan participar.

Felíz 8 de marzo y felíz carnaval!

 

  1. Murga Pelala que va al pan

Send this to a friend